El Centenario muere de éxito y vestido de amarillo

@Miguel Vidal / El Centenario muere de éxito y vestido de amarillo, en este caso un simbolismo de una de las gestas más recordadas en los cien años de vida del mallorquinismo. Este sábado, 25 de Febrero, cuando sean las seis de la tarde y de comienzo el RCD Mallorca-CD Tenerife, se habrán terminado los actos del Centenario del club bermellón. Actos que han tenido lugar de una manera muy digna y muy sentida por el mallorquinismo a pesar de su coincidencia con una temporada convulsa institucional y deportivamente hablando. La proyección de la película “Cent Anys desprès” dirigida por Marcos Cabotá, junto con la recuperación de los colores utilizados por el RCD Mallorca el 17 de abril de 1960 en el estadio valenciano de Vallejo frente al Levante, suponen, en su conjunto, la sublimación del mallorquinismo, el broche de oro a unas vivencias que recopilan lo mejor de la historia del club fundado por Adolfo Vázquez Humasqué.

Marcos Cabotá, a su condición de gran director de cine, condición acreditada con el documental “I am your Father” junto con Toni Bestard, o a sus largometrajes “Amigos” y “24 horas con Lucía”, une el mallorquinismo que ha mamado desde la cuna, ya que su padre, Xavier Cabotá, ha formado parte de la historia más reciente del club como directivo. Y eso se nota en el toque nostálgico y profundamente sentimental con el que ha dotado un film, ágil en su parte de ficción gracias a las magistrales interpretaciones de la niña Hannah Herman y el actor Santi Celaya, y ágil también en el desfile de personajes en su parte documental. Una película, en suma, que resume perfectamente el papel que ha jugado el RCD Mallorca en la sociedad mallorquina. Las imágenes de los quince mil mallorquines, todos vestidos de rojo, que viajaron a Elche a la final de la Copa del Rey, son imágenes irrepetibles.

El broche de oro será frente al Tenerife. Yo me emociono profundamente viendo esta fotografía de Julián Mir, Juan Forteza, Ángel Bolao y Antonio Oviedo posando con la camiseta conmemorativa que lucirá el Mallorca en su importante partido de Liga este sábado ante el Tenerife. Me emociono porque estos cuatro futbolistas son, junto con Jaime Arqué (ya apenas sale de casa) y Ángel Cobo (está en una residencia con Alzheimer), y Febrer (vive en San Fernando, Cádiz) y Czoka (vive en Andorra la Vella), los únicos supervivientes de aquél glorioso equipo que ascendió por primera vez a Primera División y puso a Mallorca y al RCD Mallorca en el mapa del fútbol nacional.

Por eso, mañana, a pesar de la importancia del resultado del partido, y de la coyuntura del juego, los buenos aficionados tendrán un recuerdo muy especial para los “héroes de Vallejo”. Se merecen el cariño de la grada y el respeto de los jugadores de ahora que vestirán de manera conmemorativa unos colores -camisa amarilla con cuello rojo, pantalón azul y medias amarillas- que hicieron en su día al Mallorca grande. Qué es, en definitiva, lo que de manera subliminal se les pide a ellos.

Sí, el Centenario, sus actos conmemorativos a lo largo de los 363 días que van desde el 27 de febrero de 2016, fecha fundacional del club con el nombre de Alfonso XIII, a este 25 de febrero de 2017, mueren de éxito con la proyección del film de Marcos Cabotá y de amarillo con el recuerdo de Vallejo. A partir de ahora, todo es ya historia.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*